Femme fatale I: NELLIE BLY

Como buena mujer  con un lado muy feminista desarrollado,  me he dado la tarea de que conozcan sobre mujeres que han llevado y hecho grandes cosas  en el mundo, y  además un tributo ya que soy gran admiradora de muchas de ellas, no solo por su inteligencia y valor, si no también  por lo diva rebeldes que fueron.

Ustedes no conocen mucho de mi, pero una de mis pasiones en la vida es viajar y vivir en otros países, siempre conociendo otras culturas y ante todo ver todo lo que pueda en esta vida, espero que el próximo año  logré mi meta de irme a Asia,  pero mientras eso pasa,  quiero hablarles sobre Nellie Bly, que me imagino que muchos de vosotros no saben absolutamente nada de ella.  

Bly fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo en 72 días,  en menos tiempo del que Julio Verne lo hizo. La estadounidense  Elizabeth Jane Cochran (1864-1922) mejor conocida como “Pink”  fue la pionera del periodismo encubierto. Julio Verne en persona le dijo en su casa de Francia: “Si consigues dar la vuelta al mundo en 79 días, te aplaudiré con ganas”. ¿79 días? No sabía con quién estaba hablando. Una intrépida periodista norteamericana -rareza de un oficio entonces sólo de hombres- que se había hecho famosa escribiendo en el New York World (de Joseph Pulitzer) con sus reportajes de investigación en primera persona: se hizo pasar por empleada en una fábrica de cajas, por criada de familias ricas y por loca, llegando a estar internada diez días en el manicomio de la isla de Blackwell en Nueva York. Y ahora se disponía a batir el récord del héroe literario de Verne, Phileas Fogg, quien había cruzado el globo en 80 días.

Nellie Bly se presentó ante su editor del World con su idea de viaje global. Pero éste le soltó: “Es imposible para ti hacer un viaje alrededor del mundo. Primero porque eres una mujer y necesitarías protector, y además, aunque pudieras viajar sola, necesitas tanto equipaje que te sería imposible ir rápida…”. Ella respondió: “Muy bien, manda a un hombre, que salga ya… Yo partiré el mismo día y lo escribiré para otro diario…”. Lo consiguió.

El 14 de noviembre de 1889 comenzó Hoboken y terminó en Nueva York el 25 de enero de 1890. Pasó por Londres, Calais, Brindisi, Port Said, Ismailia, Suez, Adén, Colombo, Penang, Singapur, Hong Kong, Yokohama, San Francisco… y vuelta a casa.

A otra cosa que admiró de ella fue sus artículos  cuando estuvo en el manicomio:

Pasó diez días y diez noches en el manicomio de Blackwell: “Experimenté cosas que nunca olvidaré… Cuando me liberaron, dejé el centro con placer y alivio culpables por poder volver a disfrutar del aire puro… por no poder llevarme conmigo a alguna de aquellas desafortunadas que, estoy convencida, estaban tan cuerdas como yo”. Y Bly apunta un detalle especialmente terrible: desde que entró en el centro no simuló locura, no mantuvo su personaje de demente, sino que habló y actuó como lo hacía en su vida real. “Y aunque suene extraño, cuanto más sensatamente hablaba y actuaba, más loca me creían”. “Un, día al pasar por una sala leí en la pared: ‘Mientras hay vida, hay esperanza’. Me sorprendió lo absurdo que allí sonaba. Me hubiera gustado colocar sobre las verjas de entrada al sanatorio esta otra: ‘El que aquí entre, que abandone toda esperanza”. Lo que sucedió luego lo resume ella misma: “Me alegra que como resultado de mi visita al sanatorio… Nueva York destine un millón de dólares adicional cada año para el cuidado de enfermos mentales. Al menos tengo la satisfacción de saber que esos pobres desafortunados estarán mejor cuidados gracias a mi trabajo”.

Llegó a cubrir la convención de 1913 a favor del sufragio femenino y fue la primera corresponsal en la Primera Guerra Mundial informando desde el frente del Este.

Cuando murió, en 1922, el Evening Journal la despidió describiéndola como”the best reporter in América”.

Anuncios

4 pensamientos en “Femme fatale I: NELLIE BLY

  1. tusi dice:

    Cada persona debería elegir la dirección de su carrera de fondo.
    Afortunadas son aquellas que tienen su oportunidad y son fuertes para mantener el rumbo elegido.

    No conocía la vida de la Señora Elizabeth Jane Cochran (o Nellie Bly). Gracias por mostrarnos un ejemplo de esfuerzo y superación.

    Mis respetos, Señora Zoé, y saludos a quienes por aquí pasan.

  2. chou-chou dice:

    No la conocia. Muy interesante. En este sentido de mujeres rompedoras, me atrevo a aportar y recomiendo investigar y leer la apasionante vida de Sofía Kovalevskaya que, entre otras cosas, se tuvo que casar para poder salir de Rusia y estudiar en la universidad… Si alguien de los que pasamos por aqui tiene inquietudes científicas, puede que le resulte especialmente atractiva.
    ¡Salud a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: