Archivos Mensuales: enero 2014

Errores que cometes para una sexualidad sana.

IMG_0388abHe decidido compartir con vosotros  una lista de errores que cometí estos años y fueron los causantes de que mi vida sexual se fuera por la tubería.

1 Nunca debes convertir la fantasía de tu pareja en tu prioridad. Claro, es normal que cuando estas en pareja, deseas compartir y disfrutar del sexo en conjunto,  pero una cosa es tomar en cuenta lo que el quiere y otra muy diferente, basar toda tu energía en complacerlo. Yo sufrí por eso, al ver que mi relación no funcionaba y que sexualmente  estábamos muertos, quise convertirme en su amante perfecta y lo único que paso, fue hacer el payaso. No esta mal agregar  sabor a la relación y tener la confianza de probar nuevas cosas, pero si él no esta dispuesto a tener paciencia y a ponerse en tu lugar, no creo que sea algo equilibrado.  Y básicamente lo digo porque muchos hombres que he conocido y con los que he estado, pretenden que yo sea una diosa sexual, que todo lo sabe y que todo lo puede y milagros no se puede. Pero estoy segura que hay muchas mujeres que se la pasan intentando complacer y hacer cosas que ni les apetece y se mantienen en una relación que no va para ningún lugar por años. Y lo mismo digo de las mujeres, si tu pareja te pide un poco de apertura y no puedes darlo, pues no te quejes. Mi relación con este hombre duró lo bastante como para darme cuenta, que jamás volvería a disponer mi sexualidad al agrado del otro y que si quiero alguien como pareja es un hecho fundamental que tengamos las mismas expectativas en el ámbito sexual. Vivimos en el siglo XXI, creo que es momento de que en verdad nos liberemos de ideas arcaicas y que nos preguntemos a nosotros mismos, ¿qué necesito para sentirme realizada en mi sexualidad?

2 El sexo no lo es todo. Pero tampoco el amor. La sexualidad  es un concepto muy grande con muchas ramificaciones y escondites, con muchos dolores de cabeza y lágrimas derramadas y  placeres más que extraordinarios. Te puedo decir que si no hay las dos cosas: amor y sexo, no  va funcionar. Sexo sin amor, terminas sintiendo, una de las dos partes termina queriendo y siempre una termina perdiendo. Amor sin sexo, no lo concibo, no concibo ser amada y no deseada. Los dos errores los he cometido y los dos me han enseñado que es mejor estar sola pero tranquila, que estar mal acompañada y vacía.

3 No porque te guste el sexo, eres ninfómana. Yo estoy obsesionada con mis orgasmos, me masturbo mucho porque sigo obsesionada con ellos, gracias ala liberación sexual en mi cabeza y me da bastante igual que me consideren ninfómana, que sería tan divertido. Pero no cometas el error, que yo cometí de joven, permití que alguien me tratara mal por mi sexualidad, por el simple hecho que me gustaba. Porque quería tener sexo desenfrenado y en todos sitios. Y sabes que mi dijo  mi novio un día, “no te puedes controlar, pareces ninfomana”. Yo un chica de 22 años, que solo deseaba probar y hacer de todo con el hombre a quien creía querer.Pero tampoco fue su culpa, me enamore de alguien a quien no conocía y no tenía los mismos intereses sexuales. Después encontré una pareja que conectábamos más en todos los sentidos y me hizo sentir la más amada y deseada. Por eso aunque creas que  estas enamorada, primero hay que conocer bien a la persona a quien te entregas.

Nuestros miedos siempre surgen de algo que esta escondido en nuestro interior y si no buscamos y resolvemos estos traumas, pueden llegar afectarnos por mucho tiempo. Y lo digo, porque cuando tuve una crisis emocional, me di cuenta que aún cargaba con esta tontería que mi ex me dijo.

4 Esta muy bien probar de todo, curiosear, investigar y jugar. Pero no te obsesiones. Yo cuando conocí el poder maravilloso, erótico y sexual de la dominación femenina,  fue como cuando descubrí lo que podía hacer con mi primer vibrador y tristemente murió. En mejor explicación, cuando se descubre algo con lo cual encuentras  sensaciones tan nuevas y maravillosas, no seas glotona, que siempre es bueno disfrutar el camino.  Y eso es lo que me paso al dominar, al obsesionarme tanto que fue tan maravillosa mi primera vez, pensé que si seguía escavando encontraría más y más placer, pero paso todo lo contrario, me harte.  No encontraba más placer, si no más decepciones y por querer comer todo el pastel de una sola mordida, termine asqueada del pastel. Si hay toda una vida para ir descubriendo con la persona ideal, toda estas cosas.  No te apresures, no te obsesiones y disfruta de todo, que para eso es el placer del sexo.

5 Nunca mezcles sexo con amistad. A los amigos no se les folla, una cosa es que tu pareja sea tu mejor amigo, que es grandioso, pero otra muy diferente, follar con un amigo- Y aquí estoy hablando  de cuando es sexo ocasional,las cosas no terminan bien. Hay una teoría  que dice que dentro de la amistad de un hombre con una mujer,siempre existirá atracción física, por alguna parte, porque esa fue la principal razón de acercamiento. Pero  si quieres mantener esa relación intacta, no lo mezcles con sexo a la ligera, porque créeme que nunca podrás  dejar de ver situaciones sexuales en tu mente cuando lo tienes enfrente y es bastante incomodo.

6 No te etiquetes. la vida es tan diversa y el sexo también, hay miles de posturas y miles de cosas por averiguar si son de tu gusto.  No cometas el error como yo, que me definía como una “mujer dominante” y al final, me quedó solo con lo de mujer.  Que ya bastante complicado es.

7 No dejes de disfrutar el sexo. Cuando hay buen sexo, cuando hay deseo  y amor, siempre terminarás  con una bella sonrisa y desearás volverlo hacer. Pero si al final, solo deseas huir y te sientes más vacía, no continúes.  Aléjate y termina esa relación. Yo justifique alguna relacion por el amor que sentía, pero nunca debes sentirte vacía e incompleta después de compartir un momento tan intimo y sea quien sea que te hizo sentir así, no merece que te vuelvas a entregar a el.

Zoé

Anuncios